Buscar Por

A 3 años del 17 de julio de 2013

Lunes 18 de julio de 2016 | Hace tres años, el histórico 17 de julio de 2013, los trabajadores aceiteros y desmotadores dimos un paso adelante, firme y decisivo, en la lucha hacia el pleno ejercicio de la democracia obrera.

17_julio_2016

Cientos de compañeras y compañeros nos movilizamos masivamente a Necochea para garantizar una elección transparente en nuestra Federación. Ahí tuvimos que enfrentar lo que fue la situación más dura y compleja en una serie de sucesivas maniobras fraudulentas por parte de un grupo minoritario de dirigentes que, cegados por la ambición y en un acto de desesperación ante la inminente derrota, llegaron al extremo de ordenar a la patota que habían llevado que disparara contra los propios compañeros trabajadores.

No les alcanzó y no pudieron concretar el despojo. El compromiso de todos los afiliados contra el burocratismo es que no se repita jamás.

Pero frente a la locura, el fraude y la violencia, queremos recordar y saludar con orgullo el compromiso y la valentía de los cientos de trabajadores que cruzaron el país para desarticular el fraude, y que poniendo el cuerpo, lograron las condiciones necesarias para garantizar la verdadera democracia obrera.

Ese compromiso de nuestros trabajadores se volvió a demostrar una y otra vez en los años sucesivos. Viajando a bancar a los compañeros en lucha, pasando en ocasiones días enteros al costado de la ruta, como en Alimentos Tancacha, Aimurai en La Rioja, Ricedal en Chabás, Aripar Cereales en Daireaux y Extrucer en Carmen de Areco, por mencionar sólo algunos casos; llamando a la huelga para que triunfe la paritaria desmotadora, como hicieron todos los aceiteros en el 2014; sosteniendo la Gran Huelga Aceitera de 25 días en mayo de 2015 en defensa del salario mínimo, vital y móvil según su definición legal hasta llegar a la victoria, orgullo de la clase trabajadora argentina; yendo a la huelga nacional el 2 de junio en rechazo al veto de la Ley de Emergencia Ocupacional, la defensa de los puestos de trabajo en la actividad aceitera y desmotadora, y la solidaridad con todas las compañeras y compañeros despedidos y suspendidos en las actividades pública y privada.

Fue nuestro gran maestro, Horacio Zamboni, quien nos enseñó los elementos fundamentales de la política gremial de nuestra Federación, unidad, solidaridad y conciencia de clase. Y somos cada una y cada uno de nosotros, compañeras y compañeros trabajadores, quienes venimos sosteniendo en la práctica esos conceptos, que nos han permitido obtener cada conquista y nos llevarán a los próximos logros.

Hoy enfrentamos nuevos desafíos. Los datos de la realidad demuestran que lamentablemente no estábamos equivocados cuando advertíamos la amenaza de la aplicación de un nuevo programa de ajuste neoliberal, con rápida devaluación, caída de los salarios reales y una brutal transferencia de riqueza a los sectores concentrados de la economía. En todo el territorio nacional, se expresa una embestida patronal con miles de despidos en los sectores público y privado, cuyo principal objetivo es generar niveles de desempleo masivo que faciliten una nueva oleada de avasallamiento empresarial, flexibilización y destrucción de los derechos laborales, sindicales y sociales.

En nuestro sector, se dan despidos llamados “sin causa” que no son otra cosa que persecución antisindical, para amedrentar a los trabajadores y que acepten cobrar salarios de hambre, fuera del convenio; y plantas en crisis por el mal manejo de patronales irresponsables que siempre pretenden trasladar los costos de sus errores sobre las espaldas de los trabajadores y sus familias. Bien lo saben nuestros compañeros en conflicto en Agro y Bio Madero, Viluco y Germaiz.

Para enfrentar cada conflicto, la política que propone nuestra Federación es una y la misma: unidad, solidaridad y conciencia de clase. En esta fecha convocamos a todas las compañeras y compañeros a la reflexión sobre las enseñanzas de nuestra propia historia reciente, y a mantenernos firmes y alertas en la defensa de los puestos de trabajo y del salario mínimo, vital y móvil de acuerdo a su definición legal en la Constitución Nacional y la Ley de Contrato de Trabajo.

Comisión Directiva
Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina
F.T.C.I.O.D y A.R.A.