Buscar Por

29 de Octubre, Día del Trabajador Aceitero

Hace 71 años un grupo de compañeros de distintos puntos del país se reunía para sumar voluntades y construir unidad para la lucha, en beneficio de todas y todos los trabajadores del sector. Así se fundó nuestra Federación el 29 de octubre de 1947 y por eso conmemoramos hoy nuestro día.

Mucha agua corrió bajo el puente. Cambiaron gobiernos y hubo fuertes ataques contra la clase trabajadora argentina. La dictadura de 1976 nos desapareció decenas de compañeros y hasta el festejo de nuestro día perdimos. Pero con la lucha y con la huelga recuperamos ese derecho y conquistamos muchos otros, logrando en los últimos años la dignidad del salario mínimo vital y móvil para cada trabajador y su familia.

Hoy vivimos un presente complejo. La realidad nos muestra una vez más un gobierno que avanza contra los trabajadores. Con la reforma de la Ley de ART debilitó las garantías para nuestra integridad psicofísica en las plantas y el acceso a la reparación. Con la Reforma Previsional bajó de golpe las pensiones y las jubilaciones. Con la devaluación y la inflación cayeron los ingresos de los trabajadores activos, se hundió el mercado interno y se destruyeron puestos de trabajo. Con el endeudamiento limitó nuestra soberanía, volviéndonos dependientes de organismos externos como el FMI donde toman las decisiones las grandes potencias y no el pueblo argentino.

Pero la lucha sirve, dentro y fuera de las plantas. No han podido avanzar con muchas de sus iniciativas, como la reforma laboral. Sectores del movimiento obrero nunca dejaron de pelear y vemos como otros empiezan a reaccionar.

La coyuntura cambia, pero algo es inalterable: la garantía de defender cada logro que conquistamos y de alcanzar nuevas victorias está en nuestras propias manos.

Con la unidad, con la solidaridad y la conciencia de clase que ya hemos demostrado, con la asamblea y la huelga, la movilización en las calles y la confianza en nuestras propias fuerzas como trabajadoras y trabajadores aceiteros seguiremos adelante en este camino.

Por todo eso y muchas otras razones, hoy celebra la familia aceitera.

¡Feliz día compañera!

¡Feliz día compañero!

¡Vivan los trabajadores aceiteros y viva la clase obrera!

Comisión Directiva

Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina

F.T.C.I.O.D y A.R.A.