Buscar Por

Ante un nuevo ataque contra los derechos de los trabajadores

Martes 4 de julio de 2017 | Un nuevo episodio en la avanzada gubernamental contra los derechos de los trabajadores se dio este domingo, cuando el Presidente Mauricio Macri volvió a referirse -sin presentar dato alguno- a una supuesta “mafia de los juicios laborales”, buscando responsabilizar a los trabajadores que llevan adelante demandas laborales, junto a sus abogados y al fuero laboral, del colapso y cierre de miles de empresas que se vive en el país.

Desde la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina rechazamos estas afirmaciones y entendemos que el Ejecutivo nacional intenta preparar el terreno para una reforma laboral neoliberal, con más flexibilización y precarización para el conjunto de la clase trabajadora argentina.

adhesion_acto_laboralistas_v2

Según las afirmaciones del titular del Poder Ejecutivo, serían los propios trabajadores quienes llevarían a la ruina a las empresas al iniciar demandas judiciales luego de haber sufrido accidentes o transitar largos años en la precariedad. Los problemas de las pymes no tendrían que ver entonces con los tarifazos, la devaluación, la inflación, la apertura de importaciones, la caída del consumo, el achicamiento del mercado interno y la profundización de la recesión.

Así, de acuerdo a la particular mirada presidencial los 25 mil comercios y 6 mil pymes que cerraron en el primer año del gobierno macrista -según cifras difundidas por Fedecámaras y Apyme en febrero- serían entera responsabilidad de los trabajadores y sus asesores legales, y no de las medidas económicas implementadas por el Ejecutivo nacional.

Mauricio Macri no ha realizado ninguna presentación formal ante la Justicia presentando pruebas contra la supuesta “mafia” que asegura combatir, lo que constituye además una violación de sus deberes como funcionario público.

Los datos de la realidad demuestran lo contrario. De una gran cantidad de incumplimientos laborales existentes (más teniendo en cuenta que más de un tercio de los trabajadores se encuentran “sin registrar”), solo una ínfima porción accede a juicio, y como último recurso.

Estas declaraciones presidenciales no son aisladas, sino que se dan en el marco de una serie de medidas contra el fuero laboral, que incluyen el desfinanciamiento del mismo, el intento de trasladar la Justicia Laboral de Nación a Ciudad y el hostigamiento -juicio político incluído- a cada juez que saca un fallo que molesta al gobierno. En última instancia, el macrismo busca borrar 70 años de jurisprudencia, con fallos logrados gracias a muchísimas luchas del movimiento obrero argentino, y dejar a los trabajadores en niveles de indefensión propios del siglo XIX.

Sabemos que la principal defensa de los trabajadores y trabajadoras es la organización sindical, y su principal herramienta, la huelga. Pero eso no invalida la existencia de un fuero específico donde los derechos sociales sean garantizados y efectivizados allí donde la acción colectiva no llega a tiempo.

Por eso convocamos junto a medio centenar de otras organizaciones obreras, sociales, jurídicas y organismos de derechos humanos este miércoles 5 de julio a las 18 en el Hotel Bauen, Callao 350, Ciudad de Buenos Aires, a un acto unitario y multisectorial en repudio al ataque contra los derechos laborales.

Comisión Directiva

Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina

F.T.C.I.O.D y A.R.A.