Buscar Por

Los trabajadores aceiteros y desmotadores vamos a la huelga nacional

Martes 31 de mayo de 2016 | Desde la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina vamos a la huelga nacional el próximo jueves 2 de junio, y movilizaremos a Plaza de Mayo junto a otras organizaciones sindicales hermanas en rechazo al veto de la Ley de Emergencia Ocupacional, la defensa de los puestos de trabajo en la actividad aceitera y desmotadora, y la solidaridad con todas las compañeras y compañeros despedidos y suspendidos en las actividades pública y privada. logo_640x320

En los últimos años la clase trabajadora de nuestro país viene sufriendo un ajuste que se ha profundizado en una nueva escala a partir de diciembre.

En nuestra actividad atravesamos una situación que ha llevado a algunos establecimientos al cierre, empresas en situación de inminente quiebra, crisis en las girasoleras por la exportación de la poca semilla sin generación de valor agregado, políticas erráticas para el sector del biocombustible y la crítica situación de la industria algodonera; situaciones que son utilizadas por algunas patronales para implementar medidas oportunistas en contra de los intereses de los trabajadores.

Al menos uno de cada tres trabajadores continúa en la precariedad absoluta del empleo no registrado en nuestro país, asimismo más de la mitad de los asalariados no cubren sus necesidades. Luego de muchos años de crecimiento, continuamos con la mayor parte de los asalariados en situación de pobreza, con un agravamiento cualitativo desde la última devaluación; sea por la búsqueda de ganancias extraordinarias de las patronales, sea por la desidia del Estado en todos sus niveles, sea por la complicidad de muchas organizaciones sindicales.

Los más desprotegidos de nuestra clase trabajadora son quienes más sufren el impacto de las medidas implementadas por el nuevo gobierno. Con la devaluación, la apertura de importaciones, caída del mercado interno, tasas de interes usurarias, paritarias que cierran por abajo de la inflación, entre otras, se ha realizado una brutal transferencia de ingresos hacia el poder económico concentrado.

Esta fórmula neoliberal ya la conocemos, pero hay quienes padecen de desmemoria. Sectores del empresariado argentino parecieran comprar otra vez la misma receta que llevó prácticamente a la extinción del aparato productivo en períodos recientes de nuestra historia.

Los despidos masivos en los ámbitos público y privado y la destrucción del aparato productivo están llevando a un rápido aumento del desempleo con el que se pretende atemorizar y doblegar a nuestra clase, con la consiguiente profundización de la precarización y el avasallamiento de nuestros derechos laborales, sindicales y sociales.

Esta política sólo cierra con violencia. Sólo en los últimos quince días fueron atacados y reprimidos compañeros docentes en Santiago del Estero, estatales en Mendoza y Río Negro y el acampe que múltiples gremios en huelga sostienen en Tierra del Fuego.

La situación exige profundizar el camino de unidad y lucha que se empezó a transitar el 29 de abril, sin especulaciones y sin demoras.

Los aceiteros y desmotadores vamos a la huelga nacional por nuestras propias demandas y en solidaridad con todas las compañeras y compañeros de nuestra clase trabajadora:

En rechazo al veto a la Ley de Emergencia Ocupacional (antidespidos), por la derogación del impuesto al salario, por la actualización de los haberes de los jubilados, por Salarios Mínimos Vitales y Móviles de acuerdo a su definición legal en el artículo 14 bis de la Constitución Nacional y el artículo 116 de la Ley de Contrato de Trabajo para toda la clase, con pleno empleo y paritarias libres.

Comisión Directiva

Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina

F.T.C.I.O.D y A.R.A.